Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Artículo publicado en la revista Espacio Humano. Nº 120, pág. 18. Junio 2008.

Se sentó ante mi con cara de sufrimiento  y me empezó  a narrar lo siguiente:

Casi desde el comienzo del embarazo,  empecé a sentir dolor en el glúteo y en la pierna, cada vez, es mas insoportable, antes solo me dolía al andar, pero ahora me duele al andar, al estar sentada, al estar acostada, todo el dia y toda la noche…. y me obsesiona la idea de pensar que pueda ser así durante todo el embarazo, creo que no lo podré soportar, (estaba en su tercer mes).

La mire dulcemente, con gran comprensión, como no, yo además de terapeuta, soy madre y en mi embarazo también tuve algunas dificultades…

La tranquilice y pasamos a hacerle un tratamiento de Reflexoterapia Podal de sesenta minutos; le fui explicando que la ciática esta relacionada con un bloqueo del meridiano de la vejiga, que pertenece al elemento agua en la Ley de los Cinco Elementos de la Medicina Tradicional China. Que energéticamente se bloquea por inseguridad y por falta de confianza en uno mismo y en los procesos de la vida, que a veces pasa, ante experiencias desconocidas que inquietan…. Ella iba asintiendo permanentemente con la cabeza y expresando lo insegura que se sentía sin saber si su Bebé estaba bien o no, que tenía miedo de que su embarazo no tuviera un final feliz, miedo de no saber parir, etc, etc…

Por el dolor tan grande que le producía, apenas podia tocarle los puntos reflejos, relacionados con el “aparentemente” problema: la lumbociática,  el problema que la tenia casi paralizada y totalmente dolorida. Mi lectura: su inseguridad  era dolorosa, la producía una gran tensión nerviosa y muscular que no ayudaba nada a que no estuviera obsesionada, la dificultaba el razonamiento, la capacidad de entender, que todos los seres vivos gestan y paren y que es el proceso natural por excelencia.  Su Miedo, un miedo paralizante que la dejaba imposibilitada para el movimiento; miedo a que el bebé no estuviera bien, miedo a quedarse con el dolor durante todo el embarazo, miedo a que el parto no fuera bien, miedo, miedo infinito. Con todo el tiempo disponible, ya que no puede  moverse para  hacer las cosas que le gustaria, para poderse distraer, daba vueltas sin parar a la cabeza “la loca de la casa”… Dolorida, paralizada, pudiendo ”solamente” pensar, crees que  la obsesión, estaba servida, o eran necesarios mas ingredientes?…

Dedique un tiempo a trabajar otros puntos reflejos dolorosos relacionados indirectamente con su problema, desbloqueándolos, armonizándolos, mientras mi querida embarazada a la vez que se desbloqueaban los puntos reflejos, desbloqueaba verbalmente sus inseguridades, sus grandes miedos, sus dudas, sus muchas, muchísimas dudas…

Posteriormente podrás comprobar que, curiosamente las dudas están energéticamente relacionadas con el elemento tierra, que afecta a los meridianos: estómago y bazo-páncreas, psicológicamente, su bloqueo habla de dudas, de obsesionarse con algo; en el caso de las gestantes hay dos  dudas obsesivas  comunes: si su Bebé, estará sano y si su parto irá bien.  Son estas dudas tan comunes en las embarazadas y sobretodo en las primerizas, o en las de avanzada edad las que pueden bloquear  al elemento tierra y a través de la  Ley de Dominio este elemento actuara frenando al elemento agua de tal manera, que este no generará confianza y no dejará circular su Energía, hacia el elemento madera, que es el responsable de los meridianos: hígado y vesícula biliar afectando a los nervios, músculos, tendones y ligamentos. Esto le provocará mucha rigidez y dificultad para relajarse. Sin relajarse difícilmente saldrá del estado obsesivo y este estado obsesivo cada vez bloqueará mas al elemento tierra que a través de la Ley de Generación, tampoco podrá pasar energía al elemento metal: responsable de la suma de todos los miedos.

Por ley de generación-potenciación El  elemento agua, nutre al madera, este al fuego, el fuego al tierra, este al metal y el metal al agua.

Por Ley de dominio, el agua apaga el fuego, el fuego funde al metal, el metal corta la madera y la madera penetra la tierra …

Podemos desde esta perspectiva entender como mientras nuestra gestante, compartía todas sus dudas yo comprobaba que su estomago y su páncreas, al comenzar a tratarlo, a nivel reflejo en  el pie, se notaba muy tenso y le molestaban esos puntos y esas zonas y que a medida que yo los trabaja, por las “pistas” que ella sin saberlo me iba dando contándome sus millones de dudas, esas zonas reflejas se equilibraban y ahora si, podia volver al inicialmente intocable punto reflejo del meridiano de la vejiga, para suavemente irle desbloqueando, sin olvidarme de pasar por zonas reflejas de la columna vertebral y de la musculatura paravertebral, así como de desbloquear en profundidad su hígado y su vesícula biliar para conseguir y comprobar como…

Mi querida gestante se iba relajando poco a poco, hasta llegar a pedirme disculpas por su incapacidad de seguir manteniendo los ojos abiertos.

Cuando sesenta minutos más tarde, se levanto de la camilla y se puso de pie, su cara, era de asombro a la par que relajada y no de dolor como cuando llegó.

No podía dar crédito, ya no le dolía y además se sentía muy bien emocionalmente. Decía que no lo podía entender, que le parecía mentira que pudiera sentirse tan bien… ¡¡¡solo por haberle tocado los pies!!!…

A pesar de no entenderlo y de parecerle mentira que su dolor y sus angustias hubieran desaparecido, siguió viniendo semana tras semana durante todo el embarazo, como yo le había recomendado. Poco a poco comprendió porque la Reflexoterapia da  tan buenos resultados en los problemas físicos y emocionales y tambien entendió, que su mayor virtud es la de Prevención. Su gran descubrimiento fue que:

”Tocando los Pies” se accede al Cuerpo y al Alma.

Si tienes problemas funciona

Si quieres prevenirlos funciona

Es una terapia “mágica” y tan, tan, relajante…

¡¡No te la quieres perder, después de conocerla!!

Isabel Pérez Broncano

Reflexóloga – Autora del libro Reflexología Integral.

Directora de ranvvai Escuela española de Reflexologías y Centro de Terapias Naturales.

Puedes encontrar más artículos sobre Embarazo y Reflexoterapia aquí

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail
A %d blogueros les gusta esto: