Todos lo días antes de acostarte, respira profundamente, calma tu mente y serena tu voz interior…
Abre la energía de tu corazón y da paso a tu esencia, deja que corra libre para poder dedicar unos minutos a todos los seres vivos que conforman nuestro mundo..

Todos los días antes de dormir, dedicaremos un instante para mandar nuestro amor, limpio y puro …
Porque el pensamiento y la intención creará un mundo mejor,
y por qué no, podemos empezar con estos pequeños instantes que sumados unos con otros..serán eternos…

Nada.. no digas nada, no digas la forma en que sucederá, déjale eso al Universo!!