El Dar

El Dar

Poco dais si sólo dais de vuestros bienes. Dais de verdad solo cuando dais de vosotros mismos. Pues, ¿qué son vuestros bienes sino cosas que guardáis por temor de necesitar de ellas mañana? Y mañana, ¿qué traerá el mañana al perro demasiado prudente que oculta huesos...